Archivo DL

Dramática situación del empleo en España

Por abril 29, 2009 agosto 16th, 2019 Sin comentarios

Por Paqui Cano

Hoy por hoy la crisis en España se palpa en el ambiente. No es sólo un problema de cifras que se escuchen indiferentes en las noticias, es mucho más, se oye a diario en la calle. Cada día se escuchan historias sobre personas reales que perdieron su empleo y deben recurrir a la caridad, u otras que no pudieron hacer frente a los pagos hipotecarios y han perdido su casa. Puede que la consecuencia más directa de la crisis sea la pérdida de empleo y es que, desde hace unos meses las cifras de parados suben vertiginosamente y, mes a mes, se baten nuevos récords de desempleados. Los datos oficiales, registrados en el INEM[1] (Instituto Nacional de Empleo), no dan lugar a dudas del ritmo acelerado y, en España, a día de hoy, se destruyen una media de casi 6.000 empleos diarios.

A principios de este año desde el gobierno de Rodríguez Zapatero, Presidente de España, se aseguraba que en ningún caso las cifras del paro subirían hasta los cuatro millones. En enero el ministro de trabajo, Celestino Corbacho,  pedía “mayor confianza en las medidas del gobierno que van a ayudar  a que este dato no se dé”. Sólo dos meses después Corbacho ha admitido que las previsiones del gobierno no se han cumplido y que es “muy posible que se llegue a los cuatro millones de desempleados en los próximos meses”. Por otro lado, desde la oposición son muchas las voces que ponen en duda las mediciones oficiales del paro y se cree que la cifra real de desempleo rebasa los cuatro millones.

“Hay 400.00 parados más de gente que está haciendo cursos de formación o que piden trabajos específicos en determinados sectores que no se están computando en las cifras de las oficinas del INEM”,  ha asegurado el coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara. Tampoco los que reciben ayudas agrarias, como el PER, están computados dentro de estas mediciones del INEM. El PER es un sistema de subsidio de desempleo a jornaleros, por lo que a través de estas ayudas, y al no estar computados como parados reales, pueden acceder también al paro.

Más allá de los debates sobre las cifras reales de parados, lo que sí es cierto es la distancia abismal que hoy por hoy existe, en cuanto a empleo se refiere entre España y Europa. Basta con echar un vistazo  a las últimas cifras del Eurostat[2], la oficina oficial de estadística de la U.E., para darse cuenta de la clara diferencia de los datos de desempleados.

La media europea de desempleo se situó a finales del año pasado en un 8%, más o menos, frente al 14% de España. ¿Por qué esta abismal diferencia? Tal vez la clave radique en que España es uno de los países con mayor tasa de empleos temporales y por esa razón la cifra seguirá subiendo en los próximos meses. “En España existen siete millones de empleos temporales, es decir, que existen siete millones de parados potenciales”, en opinión del Presidente del Consejo de Cámaras de Comercio de España, Gómez-Navarro.

Otras voces apuntan a que la causa principal de que en España haya afectado de esta manera la crisis ha sido debido al sector de la construcción. Hasta hace poco tiempo la construcción generaba puestos de trabajo directos e indirectos y debido al parón de la construcción se ha destruido muchos empleos.

Lo cierto es que sea como sea, el gobierno ha presentado una serie de medidas para generar empleo recogidas en el Plan E[3](Plan Español para el Estímulo de la Economía y del Empleo), que generará 300.000 empleos, lo cual está bien, pero la verdad es que es insuficiente y aunque el plan E, también platea  ayudar a las pymes (pequeñas y medianas empresas) para que puedan generar empleo, habrá que esperar un tiempo para poder analizar sus efectos.

El gobierno tiene un difícil reto por delante, no sólo debe generar empleo, además debe contribuir a que no se destruya.


[1] http://www.plane.gob.es/


[2] Eurostat: http://epp.eurostat.ec.europa.eu


[3] Datos del INEM:  http://www.inem.es/

Paqui Cano

Paqui Cano

Soy una chica de la Comunidad Valenciana, España. Desde muy pequeña me gusta muchísimo leer. Con este amor por las letras no es de extrañar que mi carrera haya sido periodismo.

Deja un comentario